Toreo de la vincha de Casabindo, expresión de libertad


15 agosto, 2019


Se lleva a cabo delante de la iglesia y consiste en quitarle al toro una vincha con monedas de plata. 

El  toreo de la vincha refleja las ansias de libertad de un pueblo, simbolizado en un joven cacique que se sublevó contra los españoles, Quipildor Tabarcachi..

La idea de Libertad proclamada por José Gabriel Tupác Amaru estaba inserta en el corazón del joven. Idea de Libertad y de Justicia que América reclamaba desde 1492, cuando los nativos empezaron a ser ultrajados, humillados y cruelmente asesinados.

Este toreo se realiza en Jujuy, en Casabindo, localidad en el departamento Cochinoca en la puna, el 15 de agosto para honrar la Asunción de la Virgen María. Desde 1700, hombre y bestia se asocian en un juego donde no se busca la sangre sino una vincha que es un trofeo.

Se lleva a cabo delante de la iglesia y consiste en quitarle al toro una vincha con monedas de plata. Nada que ver con los toreos cruentos. Demás, toros y toreros son lugareños.

Más allá de la festividad católica están presentes también costumbres ancestrales; se ven Bandas de Sikuris, Baile del Torito, Samilantes, tocadores de Erke, y hasta las ofrendas a la Pachamama.

Claramente, el sincronismo de culturas se perfila en esta ceremonia, no solo en el toreo sino también en la Fe por la Virgen, la Pachamama del norte, a quien se ofrece la vincha.

La leyenda dice que cuando Quipildor cumplió 15 años, su padre le regalo una vincha adornada con quintos de plata traídos de Potosí por haber cazado su primer puma que amenazaba de muerte a su madre y a uno de sus hermanos. Cuando cumplió los 17 años, era un líder auténtico, descendiente de Pedro Quipildor y tataranieto de Tabarca, antiguo jefe de los Cochinocas.

Lo cierto es, que cuando Quipildor es lanzado a los toros recibe un golpe mortal. Muere ante la mirada de todo el pueblo. Hechos que se reflejan en el romance Casabindo de Alberto Alabí.

El escritor se adentra en la historia del toreo personificado en Quipildor Tabarcachi, que ofreció su vida a la Virgen. Verso a verso se apropia de la vida valiente y deseos de Justicia y Libertad del protagonista. Nos expresa la pasión que siente el joven por su fe en principios de Libertad y Justicia, y en la Virgen  María.

FUENTE: JUJUY AL MOMENTO

Comentario

^