Manos cubanas le dan forma a una escultura de Cafrune


25 agosto, 2016


Alexander Guerra está forjando una estatua del folclorista, que será enviada a Jujuy. Es el creador de la magnífica escultura del Cuchi Leguizamón, de la calle Caseros.

Su acento tiene la musicalidad inconfundible de una de las regiones más paradisíacas del mundo: el Caribe.

Y, a pesar de que sabe que siempre “el cubano”, como lo llaman acá muchas veces, eligió Argentina, y en especial Salta, como su segunda patria.
Alexander Guerra tiene 40 años y es el creador de las esculturas del entrañable Juan Pablo II y del “Cuchi” Leguizamón, ubicadas en las esquinas de calles España y Mitre, y Caseros y Buenos Aires respectivamente.

Ahora tiene entre sus manos la tarea de moldear la figura del legendario folclorista jujeño Jorge Cafrune.
Es que la belleza de las estatuas, realizadas en tamaño natural, trascendieron los límites de Salta.
Tal es así que autoridades del departamento El Carmen, en la vecina provincia de Jujuy, quedaron maravilladas con las obras y decidieron encargarle al artista una estatua similar para inmortalizar a Cafrune, su hijo más famoso.

La estatua estará emplazada en la plaza principal de la localidad y será policromática, de tamaño natural.
El acto de inauguración de la obra está previsto para los primeros días del mes de septiembre.

Comentario

^